Buscar

VIX: una variable difícil de domar (primer parte)

Actualizado: 29 may 2018



Con la abrupta caída de los índices accionarios entre fines de enero y principios de febrero, cediendo más de 10% en 10 ruedas, la atención de los operadores hizo foco en el VIX. Dicho índice literalmente “explotó”, incrementándose 237% en el mismo período. Y así como genera sorpresa la repentina suba, también lo hacen los subsiguientes desplomes (ha caído casi 50% desde su pico máximo de inicios de febrero).



Entonces: ¿qué es el VIX y a qué hace referencia y cómo puedo incorporarlo a mi set de instrumentos disponibles para invertir?.


En primer lugar, el VIX fue creado por el Chicago Board Options Exchange (CBOE) posterior al crash bursátil de octubre de 1987. Sintetiza, en base al precio de las opciones escritas sobre el SPX -el índice de las 500 principales empresas cotizando en Estados Unidos-, la velocidad y severidad de los movimientos que están ocurriendo en el mercado, entendidos como la volatilidad implícita en el precio de las opciones con vencimiento a 30 días. El índice “nació” en el año 1993, pero no fue hasta el 2004 que se transformó en un producto comercializable (tradeable en la jerga financiera), con la aparición primero de futuros y luego de opciones. Dado que la volatilidad suele aumentar con las caídas de precios en los activos financieros, esta clase de productos parecían ser una buena cobertura para las carteras con alta exposición a asset classes riesgosos. El escenario parecía estar completo, pero la popularidad de estos instrumentos era limitada y su implementación compleja.


Con el estallido de la crisis internacional de 2008-09, la demanda por esta clase de productos empezó a crecer, dados movimientos intra diarios promedios de 5% o más. El gran desafío era hacerlos accesibles al público minorista. Con el ingenio en Wall Street a la orden del día, se crearon vehículos para apostar al alza o baja de la volatilidad, de forma tan simple como comprar y vender acciones. Esto permitió un crecimiento significativo en las operaciones de estos instrumentos.


¿Qué significa y cómo se determina el VIX?


Piense en la prima de un seguro de auto y la posibilidad de valorizarla en tiempo real. Mientras más rápido e imprudente manejemos, peores sean las condiciones climáticas, etc., mayor debería ser el incremento del precio de la prima. El VIX representa la volatilidad implícita anual presente en las primas de cobertura del índice S&P 500 para los próximos 30 días (algo así como decir, la probabilidad de que sus acciones “choquen”). Entonces, por ejemplo, un VIX en 20 puntos significa que el mercado piensa que el S&P 500 tendrá una volatilidad anualizada del 20% durante los próximos 30 días.


Relación entre el VIX y el S&P 500



Existe una relación inversa entre las fluctuaciones del SPX y del VIX. Si bien no es lineal la percepción de los participantes respecto a la volatilidad para los próximos 30 días, uno puede apreciar una fuerte correlación inversa entre estas dos variables (en torno a -0,70). Es así como, en el imaginario colectivo, este índice refleja el nivel de miedo reinante en cualquier momento determinado.


¿Cómo posicionarse en VIX?


Existen diversas maneras para especular con una suba de volatilidad (o cubrir una posición accionaria ante eventuales eventos disruptivos). Entre el abanico de productos a operar, uno puede utilizar los ETPs -Exchange Traded Products- que empaquetan futuros a distintos plazos y ahorran el trabajo de ir renovando las posiciones [1]. También existe la posibilidad de posicionarse en futuros, o bien utilizar opciones sobre dicho índice. En todos los casos es importante entender que los costos explícitos de ir renovando las posiciones (para el caso de futuros u opciones) o implícito en el mantenimiento del ETP (el manejador del activo hace el trabajo de hacer el rollover) pueden hacer divergir fuertemente los resultados esperados de los realizados. Volviendo a la analogía del seguro de autos, en caso de no chocar nunca, esta prueba ser “cara”: si vamos a comprar un seguro contra siniestros… ¡sólo veremos resultados positivos si tenemos un siniestro!. Para poder apreciarlo de forma más patente, expondremos en el siguiente gráfico el resultado acumulado del VIX contra un ETP que intenta replicar al mismo utilizando los primeros dos vencimientos de futuros (específicamente el VXX):



Si bien la volatilidad -en rojo-, desde enero de 2009 a la fecha cayó más de 50%, el VXX -azul- perdió prácticamente el 100% de su valor. Más allá de las cuestiones técnicas, y para cerrar esta primera entrega, la moraleja es que no solo es cuestión de acertar el escenario, sino también la precisión respecto al timming, dado que la volatilidad es un animal duro de domar.


[1]Entre los más operados se encuentran el VXX -que utiliza el primero y segundo vencimiento de futuros de VIX-, el VIXY -es un promedio ponderado entre futuros más cortos- y el VXZ -utiliza entre el cuarto y el séptimo vencimiento de futuros de VIX-.


Aviso legal: “Este informe solo tiene una finalidad informativa. No pretende ser una solicitud de un negocio de corretaje de valores, transacciones o recomendación de inversión”.