Buscar

¡Hasta el cuello con las cuotas!

Mucha gente vive pagando cuotas y no puede liberarse de ellas… ¿Por qué?


Porque quienes venden buscan vender, y para vender más se ponen creativos con cómo cobran… y muchas personas convalidan pensando que encontraron un buen negocio, comprándose un problema además del bien que están comprando.


Hacer un pago grande es duro de asumir… mientras que hacer muchos pagos chiquitos es más amigable.



Pero miremos números y comparemos dos caminos posibles para, por ejemplo, comprar un televisor de $13.999, o sea de $14.000 (se dan cuenta que la cosmética de la percepción está siempre presente).


Para una persona que gana $15.000 hacer un pago de $14.000 casi equivale a su sueldo. Imaginemos que quiere comprar ese televisor (si bien hay opciones mas baratas). Las cadenas de electrodomésticos le ofrecen 12 cuotas de alrededor de $1.450 por mes… pagar una cuota de 10% del sueldo es algo que la persona se podría permitir.


La pregunta que deberíamos hacernos es: si esa persona ahorrara $1.450 por mes y los colocara a interés… ¿cuántos meses tardaría en poder juntar los $14.000 que vale la TV?


Una persona que ahorre $1.450 pesos por mes, colocándolos en un fondo común de inversión que rinde en torno al 25% anual en pesos, tardará alrededor de 9 meses en juntar el dinero y poder comprarse la TV.


Una persona que pague la TV en cuotas deberá pagar 12 cuotas de $1.441 pesos por mes para completar el plan de pagos de la empresa que vende la TV. En realidad es un poquito más, porque hay gastos de seguros y demás cargos que se hacen que no incluiremos en este análisis.


El comprador de esta manera, si bien disfrutaría de la TV desde el mes 9 y no desde el mes 1, se ahorraría alrededor de 3 cuotas por valor de $4.300 pesos aproximadamente: el 30% de su sueldo de un mes.

La línea verde representa el ahorro de $1.450 por mes con los intereses devengados por colocarlos en un fondo de inversión, por los intereses la línea hace una leve curva hacia arriba. La línea roja son los pagos acumulados de $ 1.441 por mes (12 en total) que se requieren para pagar la TV en una cadena de electrodomésticos. El segmento (A) representa la diferencia que hay que pagarle a la casa de electrodomésticos por sobre los $ 14.000 que vale la TV: $ 3.200 aproximados más en concepto de intereses por financiar la compra de la TV. El segmento (B) representa la diferencia entre lo que la persona deberá “poner” si ahorra comparado con el pago en cuotas: diferencia de $4.300 aprox. El segmento (C) representa lo que la persona ganará en intereses y que le ayudan a llegar a los $14.000 al mes 9: $1.100 aprox.


Llevar esa conducta a todos los consumos que hacemos: comprar heladeras, televisores, autos, irnos de vacaciones, pagar ropa en cuotas, etc, nos genera una diferencia ENORME a la hora de ver el impacto en el manejo de nuestras finanzas personales. Quienes no lo hacen y ceden a la tentación de tomar los planes de pagos en “cómodas cuotas” suelen terminar envueltos en un berenjenal del cual es difícil salir.


Si quiere ordenar su vida financiera hablemos…

SUPERAVIT